Botiquín de primeros auxilios

Tener un botiquín en casa de primeros auxilios puede evitar que un simple accidente doméstico se convierta en algo más grave.

Los accidentes domésticos son mucho más comunes de lo que imaginamos, y suceden inevitablemente pese a todas las precauciones que podamos tomar. Por lo tanto, la presencia de un botiquín con los elementos sanitarios y medicamentos básicos, es un recurso de primera necesidad para ofrecer una respuesta adecuada ante una de estas situaciones.

El botiquín debe guardarse en un lugar fresco, seco, limpio, de fácil acceso y debe ubicarse lejos del alcance de los niños. Los elementos tienen que mantenerse en buen estado, deben controlarse sus fechas de vencimiento y reponerse periódicamente.

Elementos básicos que debe tener:

1. Antisépticos. Previenen la infección evitando que los gérmenes penetren por la herida.

2. Vendas hemostáticas. Son útiles en el control de hemorragias. Conviene que sean de diferentes tamaños.

3. Elementos para hacer una cura de heridas. El agua oxigenada, las gasas esterilizadas, el suero fisiológico y el esparadrapo nos permitirán limpiar y curar de manera rápida una herida. Además, unas pinzas, tiritas, y unas pequeñas tijeras tampoco deben faltar para realizar pequeñas curas, así como unos guantes de látex o vinilo, que nos protegerán del contacto directo con la sangre y otros fluidos

4. Toallitas de alcohol. Debemos usarlas siempre antes de realizar una cura, para desinfectar nuestras manos. Y nunca aplicarlas directamente sobre las heridas.

5. Jabón neutro (blanco) para higienizar heridas.

6. Alcohol en gel y líquido para higienizar las manos.

7. Listado de teléfonos de urgencias de la zona. Una pequeña tarjeta con los números del pediatra o médico de familia, la ambulancia e incluso la policía o los bomberos nunca está demás. Es de esperar que nunca la necesitemos, pero si así fuese, de este modo sabremos donde encontrarla de manera rápida.

Otras recomendaciones: El botiquín no tiene que incluir medicamentos, para no favorecer la automedicación. Es recomendable tener un botiquín de primeros auxilios en casa y en cada coche. Recorda llevarlo con vos cuando vayas de vacaciones con tu familia.