Cómo cuidarnos del sol en Verano

Usa protector:

Aconsejamos el uso de protectores solares de amplio espectro, lo que significa que tienen cobertura para ambos tipos de rayos ultravioleta. Otras recomendaciones importantes son:
• El factor de protección (FPS o SPF) deberá ser por lo menos de 30. En caso de los niños preferentemente superior a los 50 e hipoalergénicos.
• Ponerse una buena cantidad de protector, sobre todo en aquellos lugares que siempre son olvidados: orejas, dorso de las manos, dorso de los pies y cuello.
• Utilizar el mismo factor en todo el cuerpo y a lo largo del tiempo.
• No dejarlo mucho tiempo en el sol, ni destapado, y chequear la fecha de vencimiento.
• Aplica el producto por lo menos 15 minutos antes de la exposición y repite cada 2 horas.

Hidratate

Tomá mucha Agua. Tomar agua te va a permitir mantener la hidratación que tu piel necesita, además de evitar la deshidratación que es muy común en verano.

¿De qué otras formas me puedo proteger?

Principalmente estando bajo una buena sombra.
La ropa es otra forma de protección. Usa prendas livianas y frescas. Contrariamente a lo que se cree, la ropa blanca es más fresca pero protege menos, mientras que la negra es más calurosa pero nos cubre más de los efectos del sol.
Los gorros y sombreros son muy recomendados para protegerte.
Si usas lentes de sol, que sean recomendados por oftalmólogos.