Hidratación en Verano

Con la llegada del calor el ritmo de vida cambia: realizamos más actividades al aire libre y nos movemos más. Esto sumado también a que en algunos lugares hay un mayor grado de humedad, hace que el gasto hídrico del cuerpo se incremente.
Por este motivo, en verano resulta especialmente importante prestar más atención a la hidratación e incrementar la ingesta de líquidos para recuperar las pérdidas de agua del organismo y, si es necesario, también de sales minerales.

No debemos esperar a sentir sed para tomar líquidos: la boca seca ya es síntoma de deshidratación y el instinto de beber se pierde con la deshidratación progresiva. Por eso, conviene beber regularmente de 8 a 10 vasos a lo largo del día.

La deshidratación provoca cansancio, dolor de cabeza, dificultad de concentración, malestar general y se eleva el riesgo de sufrir complicaciones graves.

Si tenemos en cuenta que nuestro cuerpo está compuesto en aproximadamente un 80% de agua, es fácil comprender por qué la hidratación es una acción sumamente importante para mantener un buen estado de salud.

Para evitar la deshidratación:

  • No esperes a tener sed para beber agua. La sed puede ser un síntoma de que empezamos a estar deshidratados.
  • Hay que beber al menos 8 vasos de agua al día, para reponer el líquido perdido del cuerpo, sobre todo si las temperaturas son muy altas.
  • Beber agua antes, durante y después de realizar cualquier actividad física o deporte.
  • Antes de salir de casa, conviene beber agua, así como llevar una botella siempre encima, para poder hidratarnos en cualquier momento y lugar.
  • Los niños y ancianos son los principales grupos de riesgo expuestos a la deshidratación, puesto que no siempre saben avisarnos de que tienen sed, para evitarlo debemos ofrecerles agua a menudo.
  • Es recomendable que las mujeres embarazadas o en época de lactancia, beban 3 litros de agua cada día.
  • Una buena opción para hidratarte son los licuados con agua segura e hielo, jugos exprimidos, preferentemente con frutas de estación y sin agregado de azúcar.