Importancia del Cuidado de la Piel

La piel es el órgano más grande del cuerpo. Está formado por pequeños poros, folículos pilosos y tres capas diferenciadas. Cada una de ellas es absolutamente necesaria para que el cuerpo se encuentre en las condiciones más saludables y óptimas.
Entre sus funciones principales, se encuentran la absorción, la excreción, la secreción, la protección y por supuesto, la sensación. Por lo cual es importante que la protejamos del sol durante TODO el día.
El sol emite dos tipos de rayos ultravioletas (RUV) que dañan la piel: Los UVB se incrementan entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde, horario en el cual recomendamos que la gente no se exponga al sol, ni siquiera con protector. Mientras que los UVA son altos durante todo el día, incluso a las 8 de la mañana o a las 6 de la tarde, y durante todo el año.

¿Cuándo está nublado debo cuidarme igual?
Sí, ya que las nubes dejan pasar el 80% de la radiación. También hay que tener cuidado al meterse al agua, ya que sólo filtra el 50% de los rayos UV.

¿Quiénes son los que corren mayores riesgos?
•Los niños menores de 6 meses, ya que no pueden usar protector solar, porque se absorbe a través de la piel y el niño no está preparado para eso.
•Los niños menores de 1 año, ya que si bien se pueden poner protector solar para alguna exposición solar ocasional, no es recomendable. Deben usar sí o sí formulaciones para niños, debido a que al tener más filtros físicos que químicos son más seguros.
•La gente que tiene antecedentes familiares o personales de cáncer de piel.
•Aquellos que tienen cáncer en general, ya que el sol disminuye las defensas.
•Las personas que toman ciertos medicamentos fotosensibilizantes (diuréticos, remedios para la presión, psicofármacos, antibióticos) que sensibilizan la piel, y pueden sufrir quemaduras.
•Los que tienen enfermedades fotosensibles como el lupus.
•Los que estén con alguna infección activa en la piel.
•Las personas que tienen muchos lunares.