Intoxicación por Monóxido de Carbono

La intoxicación por monóxido de carbono es totalmente prevenible.
Cuando las temperaturas invernales se desploman y los sistemas de calefacción de las casas funcionan durante horas, el riesgo de intoxicación por monóxido de carbono (CO) aumenta.

El monóxido de carbono (CO) es un gas sin olor ni color pero muy peligroso. Puede causar súbitamente una enfermedad y la muerte.
El CO se encuentra en el humo de la combustión, como lo es el expulsado por automóviles y camiones, candelabros, estufas, fogones de gas y sistemas de calefacción.
El CO proveniente de estos humos puede acumularse en lugares que no tienen una buena circulación de aire fresco. Una persona puede envenenarse al respirarlos.

Síntomas para reconocer la intoxicación por CO
• Dolor de cabeza
• Mareos
• Debilidad
• Náusea
• Vómitos
• Dolor en el pecho
• Confusión

Suele ser difícil decir si alguien está envenenado con CO, ya que los síntomas pueden parecerse a los de otras enfermedades.
Las personas que están dormidas o intoxicadas pueden morir de envenenamiento por CO antes de presentar síntomas. Un detector de CO puede advertirle si tiene altos niveles de CO en su hogar.

Consejos para prevenir la intoxicación por CO

• Haga que todos los años un técnico calificado o gasista matriculado revise y le dé mantenimiento a su sistema de calefacción, calentador de agua y a cualquier otro aparato que funcione con gas, petróleo o carbón, todo tipo de estufas, catalíticas, pantallas infrarrojas y salidas al exterior de aparatos calefactores.
Recordá que está prohibido el uso de artefactos que no sean de tiro balanceado en dormitorios y baños.

• Nunca duermas con estufas prendidas

• Verificá que no estén obstruidos los conductores o rejillas de ventilación. Es fundamental contar con un espacio por el que se renueve el aire.

• Evitá el uso de braseros o estufas a querosén. Si no podés hacerlo, recordá apagarlos antes de acostarse.

• Nunca uses hornallas y/o el horno para calefaccionarse. Es preferible que te abrigues con mas ropa.

• Mantenga las salidas de aire y chimeneas libres de desechos. Los desechos pueden obstruir las líneas de ventilación.

• No deje en marcha el motor de un vehículo estacionado en un lugar cerrado o parcialmente cerrado como, por ejemplo, un garaje.

• No haga funcionar ningún motor de gasolina a menos de 20 pies de una ventana o puerta abierta o salida de aire por donde los gases del escape puedan penetrar en un área cerrada.

Ante los primeros síntomas:

Retirá a las personas que se encuentran en el lugar contaminado.

Abrí puertas y ventanas para mantener el ambiente ventilado.

Si sospecha que ha ocurrido una intoxicación por monóxido de carbono llame al 911 o a un profesional de atención médica inmediatamente.