La Disfonía en la Docencia

La pérdida del timbre normal de la voz, La disfonía, puede producirse por diversos motivos.
Las personas que trabajan o ejercen su profesión con ella, es decir, que requieren usar su voz hablada o cantada por periodos prolongados de tiempo, se encuentran más expuestas a padecer este tipo de desórdenes vocales.

Dentro de este porcentaje de población, quienes están más en riesgo de contraer una disfonía son los docentes debido al "uso de la voz proyectada",ya que hay mucha gente que por “proyectar la voz” entiende “que se oiga más”, sobreexigiendose un volumen más alto.
Esta sobrecarga de la voz lleva a la fatiga o a la disfonía.

La sobrecarga vocal se mide en términos de tiempo e intensidad del uso de la voz. Cúanto más tiempo y más fuerte hable una persona, mayor será la tensión laringea y necesitará mayor resistencia vocal.

Además, los maestros tambien estan expuestos a diversos factores de riesgo tanto físicos (temperatura, iluminación, ruido, ventilación, posturas de trabajo inadecuadas o forzadas, etc), químicos (tiza, polvo, ácaros, etc), tóxicos (tabaco, alcohol, alimentación que produce RGE, medicamentos), biológicos (sexo, edad, estado gral de salud), psicosociales (stress, contexto sociolaboral), oganizacionales (carga horaria semanal, pausas, autonomía, tarea en sí misma) y por desconocimiento sobre las pautas de higiene vocal.

Recomendaciones para cuidar la voz:

1.Escribir con tiza húmeda y borrar con trapo húmedo.

2.No utilizar sólo la voz para llamar la atención. Por ejemplo:aplaudir.

3.Evitar hablar compitiendo con el ruido del aula.

4.Acercarse al alumno al que se le desea hablar.

5.Evitar consumir alimentos o bebidas irritantes.

6.Dosificar el habla en ambientes ruidosos, secos o con poca ventilación.

7.Evitar el uso excesivo del teléfono.

Recorda tambien que Un sólo grito puede dañar las cuerdas vocales.
Evita tambien fumar o incluso respirar humo de cigarrillo dado que éste causa daños en la laringe.
Para saber si la voz está sufriendo una disfonía es fundamental consultar a un laringólogo y fonoaudiólogo especialista en Voz y realizarse una videoestroboscopía.