Llega el invierno: ¿Cómo evitar la intoxicación por monóxido de carbono?

CUIDADOS EN EL AULA DURANTE EL INVIERNO PARA EVITAR LA INTOXICACION
El monóxido de carbono es un gas sin color ni olor pero si muy peligroso. Lo podemos encontrar tanto en el humo de la combustión como así también es expulsado por automóviles y camiones, estufas, fogones de gas y sistemas de calefacción y habita en todos los lugares que no tiene buena circulación de aire fresco. Este tipo de intoxicación, puede provocar súbitamente una enfermedad y la muerte. Cada año en nuestro país mueren alrededor de 200 personas envenenadas por respirar monóxido de carbono.
Como docente, es también fundamental saber que todas las intoxicaciones por monóxido de carbono pueden estar presentes en los establecimientos educativos, pero son evitables. Para ello, debemos:

-Dejar permanentemente una ventilación e en los espacios calefaccionados
-Si la calefacción utilizada es a gas, observar que la llama sea de color azul
-En las aulas, por ser ambientes cerrados, siempre es recomendable instalar artefactos con salida al exterior (de tiro balanceado)
-Por último, se debe controlar al menos una vez por año las instalaciones que utilizamos para calefaccionar y su buen funcionamiento

Ante dolores de cabeza, nauseas, mareos, vómitos, letargo o confusión, desmayos, convulsiones y/o alteraciones visuales, es necesario ventilar el ambiente y recurrir a un centro de salud u hospital y/o asistir a un servicio de emergencias médicas, pueden ser los primeros síntomas de intoxicación por monóxido de carbono.