Nuestros niños y la importancia del descanso en etapa escolar

Los niños en edad escolar, están constantemente realizando actividades: No solo asisten a clases, sino que también pasan tiempos con sus amigos, hacen deberes, practican sus deportes, miran televisión, entre otras tareas. Es por ello, que al final del día, su cuerpo merece un descanso de calidad, unas breves vacaciones y así reponer la energía necesaria para el día siguiente.

Si bien los menores de entre 3 y 6 años necesitan un mínimo de 11 hs diarias de descanso y entre los 6 a 12 años el número de horas desciende a 9, es cierto que el sueño es una característica particular de cada persona, y algunos necesitan dormir más que otros.

Por otro lado, los investigadores afirman que dormir poco, afecta directamente al crecimiento como así también al humor y a la capacidad de aprendizaje y razonamiento. Es así como un niño mal dormido, puede tener varias dificultades para realizar hasta la tarea más sencilla o ejercer su deporte favorito. Por este motivo, siempre es importante establecer una rutina de sueño, para que la hora de ir a dormir sea algo importante. Una buena forma de lograr esto es teniendo un horario fijo para irse a la cama, darse un baño antes, ponerse el pijama, lavarse los dientes o por ejemplo también leer un libro antes de acostarse. Con el tiempo, cada niño asociará todas estas costumbres con la hora de dormir y a medida que vaya creciendo podrá hacer su “rutina de sueño” el solito!

Por último, tras seguir hábitos de sueños y para saber si el niño está gozando de un buen descanso, es muy importante observar que amanezca con buen estado de ánimo y sin sueño.