Tips de alimentación para estas fiestas

Durante la época de fiestas, la cantidad y variedad de alimentos que consumimos pueden afectar nuestro sistema digestivo.
Normalmente aumentamos la ingesta de alimentos ricos en grasas y calorías, además, del consumo excesivo de alcohol el cual aporta "calorías vacías" (se incorporan calorías pero no nutrientes).

Para no sufrir las consecuencias de los excesos y los atracones que genera comer todo el tiempo, te compartimos algunos consejos a tener en cuenta:

1. Masticar bien los alimentos. Comer requiere su tiempo. Hay que masticar despacio y ensalivar bien los alimentos para percibir más sensaciones agradables y, a la vez, comer menos.

2. No prolongar el apetito. Evitar llegar a la cena con hambre. Es mejor hacer todas las comidas del día livianas, pero completas.

3. Evitar calorías y aditivos químicos. Recordar que las gaseosas, los fiambres y los snacks no aportan nutrientes saludables y están llenos de aditivos que pueden ser perjudiciales para nuestra salud.

4. Mejorar la digestión. Después de la comida podemos tomar infusiones de manzanilla, menta o anís, que favorecen la digestión.

5. Moderar las porciones. No hay que prohibirse, sino ser flexibles y darse un gusto con moderación. Lo mejor es elegir lo que se desea comer y servirse en el plato sólo esa ración.

6. Disfrutar más allá de la mesa. Comer despacio y saborear cada bocado. Deleitarse con la calidad de los alimentos, no con la cantidad.
Dejar de centrar la atención en la comida, la bebida y el turrón. Las fiestas son un deleite por la compañía y el ambiente.

7. Mantener el movimiento. Caminar y hacer ejercicio moderado durante los días festivos.

8. Depurarse. Es muy útil hacer al día siguiente una dieta desintoxicante a base sólo de frutas, verduras, infusiones y licuados.
Es importante respetar las cuatro comidas diarias y sumar dos colaciones. Consumir alimentos saludables, pero nunca dejar de comer.
Por otra parte, el agua es la bebida por excelencia para consumir durante todo el día, pero puede reemplazarse por un cualquier jugo de frutas naturales.